En la dulce espera

miércoles, 9 de marzo de 2011

Soy impaciente desde siempre. Hasta cuando descargo algo de Internet me pongo a leer algo, buscar algo o mirar algo. Aún a costa de demorar aún más la descarga. Pero bue... soy así.

El 21 de febrero entregamos en mesa de entradas las cuatro copias de Px4. Desde entonces pensé que me relajaría, que estudiaría un poco y que comenzaríamos a volver a la normalidad. Como tantas veces me equivoqué. Nuevamente el estrés conmigo. Aunque tal vez no sea "estrés" sino más bien angustia.

Está dentro de las pocas cosas que no puedo controlar. Ahora sólo resta esperar a que nos digan cuando la rendimos. No puedo creer que estemos tan cerca. Mientras tanto filmamos unas entrevistas para que la presentación sea mas paqueta.